Sin categoría

¿Quién eres? Entenderlo a través de la genealogía viva (Mireia Nieto)

 

Mireia Nieto es genealogista, experta en genealogía viva, diversidad familiar y transgeneracional. Ayuda a las personas a investigar y entender su historia familiar. Te dejo con ella:

 

 

Hay muchas formas de llegar a un lugar. Cada persona elige si escoge ir por el camino más transitado, uno inhóspito, va en línea recta, dando rodeos, atajando, yendo al trote, al galope, en compañia o en solitario… Casi todos los caminos te conducen sano y salvo a Roma, algunos son más interesantes que otros, pero todos están bien si quien los recorre se siente satisfecho o ha aprendido algo valioso durante el recorrido.

 

¿Por qué te cuento esto? Por que una materia puede ser estudiada desde diferentes ópticas y perspectivas y conviene conocer cuantas más mejor para poder escoger las que más nos motiven y combinarlas entre sí.

 

La influencia de la historia familiar en las personas puede estudiarse con diferentes técnicas (psicodrama, constelaciones familiares, chamanismo, psicogenealogía, metagenealogía,  descodificación biológica, bioneuroemoción, epigenética…). Dos de ellas son la astrología y la genealogía, dos ciencias potentes que se complementan para enriquecer tu autoconocimiento. De la primera Consuelo es una experta y de la segunda creo que puedo contarte algunas cosas interesantes…

 

Cuando queremos entendernos mejor a nosotros mismos y desatascar nuestros bloqueos es aconsejable estudiar nuestros orígenes y averiguar qué parte de nuestra identidad guarda relación con la vida de nuestra familia y antepasados.

 

Compartimos con los miembros de nuestra genealogía parecidos físicos y semblanzas emocionales: carácteres, talantes y maneras de entender la vida. Nuestras vidas están ligadas a ellos y a ellas a través de nuestros nombres, apellidos, profesiones, educación, costumbres…

 

Mi disciplina, la genealogia viva, aborda este asunto de dos formas, propone un trabajo racional y otro emocional que en muchas ocasiones van en paralelo.

La primera parte consiste en investigar, conseguir datos a través de testimonios orales y documentos de achivos, registros, bibliotecas y hemerotecas que nos ayuden a entender las biografías y las relaciones de nuestros familiares, parientes y antepasados.

 

Y la segunda analiza la información recabada y plasmada en un representación gráfica del árbol genealógico, a ser posible en forma de genograma,en este post lo explico, en el que se puedan leer los nombres, apellidos, fechas y lugares de nacimiento, matrimonio y defunción. Gracias a este mapa se puede ver con más claridad las relaciones buenas, malas y tibias entre parientes y familiares, se pueden intuir secretos, localizar duelos bloqueados en la tristeza, la ira o la negación que sigan arrastrándose en el presente y fidelidades familiares que hayan desenvocado en repeticiones o reparaciones simbólicas inconscientes que nos estén desvíando de nuestros propósitos.

 

La primera ciertamente es más mental pero a menudo se conecta con la emocional porque una entrevista a una abuela nunca podrá ser neutra, tampoco encontrar según qué datos sobre familiares desaparecidos o descubrir de golpe y porrazo en un papel que tu abuelo no guarda relación genética contigo o que un familiar muy querido estuvo en la cárcel. Es decir, que mientras investigamos nuestra genealogía nuestra relación con el pasado cambia y con ello nuestra identidad. Hacer el árbol genealógico es un trabajo terepéutico, lo busquemos expresamente o no. Y honestamente creo que a todos nos conviene hacerlo, al igual que tener nuestra carta astral.

 

La genealogía es una herramienta completa y compleja que hasta hace poco solo se utilizaba para refrendar el poder de personas ilustres con rancio abolengo. Ahora estudiar el pasado familiar está al alcance de todos, solo hace falta ganas y tiempo (si te falta de lo último puedes contratar a una profesional). Todo lo que vas a aprender por el camino es valiosísimo y sin duda puede cambiarte de una forma muy profunda.

 

Si quieres saber más sobre genealogía viva te invito a conocer mi manifiesto y mi blog .

 

Además, si te suscribes a mi newsletter, aquí accederás al minicurso “Primeros pasos para crear un árbol genealógico”.

 

Hola, soy Consuelo de nuevo, ¿qué te ha parecido Mireia? desde luego es majísima, de eso doy fe, y una persona muy comprometida con lograr que te entiendas mejor y crezcas a todos los niveles.

 

 

No hay Comentarios

Escribe tu Comentario